Apprender El Islam

 

 NuevoMusulman.com

 

 

znmu

 

 

 

 

Follow us on

Follow us on Youtube

WhatsApp This Page Now

Industrial City Jeddah Dawah Office Arabic website

 

Palabras Islamicas

Subhan Allah. "Gloria a Allah."
decimos esto cada vez que nos sorprendemos de cualquier manifestacion de los maravillosos trabajos de Allah. Tambien se utiliza cuando nos damos cuenta del error humano , especialmente durante la oracion.

USA 41.0% USA
Spain 14.8% Spain
Argentina 10.1% Argentina
Chile 5.5% Chile
Mexico 5.3% Mexico
Bolivia 4.8% Bolivia
Perou 4.1% Perou
Total:  84  Countries

0268620

En linea:3
Hoy:29

FaceBook FanBox

De la perfecta observación de Allah hacia las acciones de sus siervos.Capítulo V


De la perfecta observación de Allah hacia las acciones de sus siervos


Los Jardines de los Justos. Imam Nawawi.

 

Capítulo V

 

Sagrado Corán

 

Dijo Allah, Altísimo sea:

"Aquel que te ve cuando te levantas para la oración y te pones en pie, inclinado y postrado con los demás orantes."

(Los poetas /218-219)

"Y Él está con vosotros donde quiera que os encontréis."

(El hierro /4)

"Realmente a Allah no se le escapa nada ni en la Tierra ni en el Cielo."

(La familia de Imran /5)

"Allah es realmente el Observador."

(El alba /14)

"Y Él sabe lo que miran los ojos a hurtadillas y lo que ocultan los corazones."

(Perdonador /19)

 

 

Hadiz:

 

1. 60.

De Umar Ibn Al Jattáb, Allah esté complacido con él, que dijo:
"Estando sentados un día con el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, se presentó un hombre con unas vestiduras muy blancas; en otro relato, y el pelo de su barba muy negro, sin que se le vieran señales de haber viajado y ninguno de nosotros lo conocía. Fue a sentarse frente al Profeta, Allah le bendiga y le de paz, dando sus rodillas con las de él y colocando las manos sobre sus muslos en actitud de discípulo. Le preguntó: ‘¡Oh Muhammad, infórmame acerca del Islam!’

Y le dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz: ‘El Islam es que atestigües que no hay más dios que Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah; que hagas el salat; que des el zakat; que ayunes en el mes de Ramadán; y que hagas la peregrinación a la Casa de Allah, si puedes y tienes medios para ello.’

Y dijo el hombre: ‘¡Has dicho la verdad!’

Entonces nos quedamos maravillados viendo cómo preguntaba, y al mismo tiempo decía que había dicho la verdad.

Después dijo: ‘¡Infórmame pues, acerca del Iman!’

Dijo: ‘Que creas en Allah, en Sus Ángeles, Sus Libros, Sus Enviados, en el Ultimo día y que creas en el decreto tanto bueno como malo.’

Dijo: ‘Has dicho la verdad.’

Después dijo: ‘¡Infórmame del Ihsan!’

Y le contestó: ‘Es que adores a Allah como si lo vieras, pues si tú no lo ves realmente, Él te ve.’

Dijo: ‘¡Infórmame de la Hora!’

Y le dijo: ‘El preguntado no sabe de ella más que el que pregunta.’

Después le dijo: ‘¡Infórmame pues, de sus señales!’

Dijo: ‘Cuando la esclava de a luz a su señora y cuando veas a los pobres, descalzos y harapientos pastores de ovejas rivalizando en la construcción de altos edificios.’

Después partió el hombre y yo permanecí sentado largo tiempo y me preguntó el Profeta, Allah le bendiga y le de paz: ‘¿Umar, sabes quién era?’

Contesté: ‘¡Allah y su Mensajero saben mejor!’

Dijo Muhammad, Allah le bendiga y le de paz: ‘¡Umar, era el ángel Gabriel que ha venido a vosotros para enseñaros vuestro Din!’.’’

Lo relató Muslim.

2. 61.

De Abu Dhar Yundab Ibn Yunada y Abu Abderrahman Muadh Ibn Yabal, Allah esté complacido con los dos que el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, dijo:
"Teme a Allah[1] donde quiera que estés[2] y si cometes una mala acción, haz inmediatamente una buena que te haga borrar la falta anterior. Y compórtate con la gente correctamente."

Lo relató At Tirmidí (Hadiz Hasan).

3. 62.

De Ibn Abbás, Allah esté complacido con los dos, que dijo:
"Estaba un día detrás del Profeta, Allah le bendiga y le de paz, y me dijo:

‘¡Muchacho, te enseñaré unas palabras!: Protege a Allah (Su Din) obedeciendo sus mandatos y alejándote de sus prohibiciones y Él te protegerá; protege a Allah y siempre estará contigo; y si pides ayuda, pídesela a Allah. Y debes saber que si toda la gente se reuniera para beneficiarte en algo, no te beneficiarían en nada que no hubiese decretado Allah para ti; y si se reunieran para perjudicarte en algo, no te perjudicarían en nada que no hubiese decretado Allah para ti. Pues ya está todo escrito’."

Lo relató At Tirmidí (Hadiz Hasan).

Y en otro relato:

"Obedece los mandatos de Allah y lo encontrarás frente a ti. Ve en busca de Allah en la abundancia y El irá en busca de ti en la estrechez.

Debes saber que tu error o acierto no van a impedir lo que te haya de suceder por decreto. Y que la ayuda de Allah vendrá con la paciencia. La felicidad sigue a la dewgracia. Y que después de la dificultad viene la facilidad."

4. 63.

De Anas, Allah esté complacido con él, que dijo:
"Realmente vosotros practicáis acciones que son, a vuestros ojos, más finas (insignificantes) que un cabello, pero que nosotros, en la época del Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz, considerábamos faltas graves."

Lo relató Al Bujari.

5. 64.

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:
"Verdaderamente Allah tiene celos. Y Allah tiene celos cuando el hombre viene con aquello que Allah le ha prohibido."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

6. 65.

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:
"Quiso Allah poner a prueba a tres de la tribu de Israel, un tiñoso, un leproso y un ciego. Les envió a un ángel que le preguntó al leproso: ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’

Dijo: ‘Un buen color, una buena piel y que desapareciera aquello que hace sentir a la gente asco por mi.’

Entonces lo frotó y Allah le dió la cura.

Después le dijo: ‘¿Qué riqueza desearías?’

Dijo: ‘La de los camellos.’

Así que recibió una camella preñada y bendiciones por ella. Después fue al tiñoso y le dijo: ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’

Y contestó: ‘Un buen pelo y que desapareciera aquello que hace sentir a la gente asco por mí.’

Así pues, lo frotó y le desapareció la tiña. Recibió un buen pelo y después le dijo: ‘¿Qué riqueza desearías?’

Dijo: ‘Las vacas.’

Y le dio una buena vaca preñada, dándole al mismo tiempo las bendiciones por ella.

Después fue al ciego y le preguntó lo mismo: ‘¿Qué es lo que más te gustaría?’

Contestó: ‘Que Allah me devolviera la vista de forma que pudiera ver a la gente.’

Así que lo frotó y Allah le devolvió la vista. Después le preguntó: ‘¿Qué riqueza desearías?’

Dijo: ‘Los corderos.’

Así que recibió una buena oveja con una cría recién parida. Se multiplicaron los ganados. Y uno llegó a tener una manada de camellos, otro de vacas y el otro un rebaño de corderos. Después fue de nuevo al leproso con una imagen y aspecto nuevo y le dijo: ‘Soy un pobre hombre y se me ha acabado todo lo que tenía en el viaje. Así que no me queda otro remedio que recurrir hoy, primero a Allah y después a ti. Te pido por aquel que te ha dado un buen color, la nueva piel y la riqueza, un camello como provisión para el viaje.’

Y le contestó: ‘¡Mis gastos son demasiados!’

Y le dijo: ‘Creo que te conozco.¿Tú no eras leproso y la gente tenía asco y después Allah te dio todo?’

Y le contestó: ‘Toda esta riqueza la he heredado de mi padre que la había heredado de mi abuelo.’

Y dijo: ‘Si estás mintiendo, que Allah te convierta en lo que eras antes.’

Después fue al tiñoso con un nuevo aspecto y le dijo lo mismo que le había dicho al anterior. Y le contestó lo mismo que le había contestado el anterior.

Y le dijo: ‘Si estás mintiendo que Allah te convierta en lo que eras antes.’

Después fue al ciego con su nuevo aspecto y le dijo: ‘Soy un pobre hombre y viajero y se me ha terminado lo que tenía para el viaje. Así? que no tengo más remedio que recurrir hoy, primero a Allah y después a ti. Te pido pues, por aquel que te ha devuelto la vista, una oveja que me sirva de provisión para el viaje.’

Y le contestó: ‘Verdaderamente estuve ciego y Allah me devolvió la vista. Coge pues lo que quieras y dena lo que quieras. Y por Allah que no voy a afligirte hoy, sólo porque cojas algo por Allah, Poderoso y Sublime.’

Y le dijo: ‘Coge lo que te pertenece pues habéis sido probados por Allah y Él se ha complacido contigo. Sin embargo, we ha enojado con tus dow compañeros’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.

7. 66.

De Abu Yala Ash Shaddád Ibn Aus, Allah esté complacido con él que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:
"El verdaderamente dotado de intelecto es aquel que reflexiona sobre sus acciones (examinando su conciencia) y obra para después de la muerte; y el incapaz es aquel que sigue a sus propios apetitos y pretende la salvaguarda de Allah y obtener su perdón."

Lo relató At Tirmidí (Hadiz Hasan).

8. 67.

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le de paz:
"Es de buen Islam dejar aquello que a uno no le concierne."

Lo relató At Tirmidí (Hadiz Hasan).

9. 68.

De Umar, Allah esté complacido con él que el dijo el Profeta, Allah le bendiga y le de paz:
"A un hombre no se le piden explicaciones porque haya golpeado a su mujer."[3]

Lo relató Abu Daud (Hadiz Daíf).

Notas del Capítulo V

[1] Aceptando sus mandatos y alejándote de lo prohibido.

[2] Te vea o no te vea la gente, es suficiente que te vea Allah.

[3] A no ser que el asunto pasara a manos del juez para establecer el derecho de cada uno.

 

 

Share
© 2008 . | Path2Islam